martes, 5 de julio de 2011

Fisura de cielo

Y es cuando me doy cuenta que ya no puedo decirte que me dueles
Que te vas.

Tu cuerpo de ceniza finge no reconocer el alma de mi cuerpo
Mientras tus ojos de tijeras, recortan el espacio
El perfume logra huir por una fisura del cielo
Y en otro universo se parece a un hermoso poema sobre el amor en tiempo de coincidencias de sueños

Andarás besando nubes, que serán una bella lluvia en tu rostro
Al despertar, sentirás un buenos aires demasiado dormido para tus ojos de agua
Quizás cuando tu mente llegue al fin y  al día, comprendas en que pensaba mientras me despedida de ti

Nada es más confuso y cierto que una metáfora
Y dolorosamente verdadero

Aun hay perfume de tus silencios en los rincones de mi cuerpo.

1 comentario:

  1. Me debía una lectura por este sitio.
    Beso, amiga.

    Fer

    ResponderEliminar

Si de verdad me leyeras, si de verdad comprendieras la esencia de mi ser... sabrías que estoy aprendiendo que hay palabras que no se deben decir... hay momentos en que se debe guardar el corazón en su cajita de perfumes hasta el próximo invierno. Son como esas cosas del cuidado de las plantas y del jardín que nos ayudan a mantener la fe en nuestros sentimientos.
Si mi espíritu no ha podido florecer aún en esta tierra, lo mudare de este cielo a cielos nuevos. A un lugar donde las nubes no sean de tormentas o silencios.

Hay muchos libros de silencios y hay muchos libros de sueños que aguardan en los estantes, quizás es hora de que los lea, o que los beba como el néctar que me ayude a sanar de tanta mala suerte en mi corazón y en mis ideas.

Mi alma espera en los arboles, algún día la encontraras. Pero si la recuerdas, dile de esas palabras mágicas y veras como se acerca.