jueves, 24 de diciembre de 2009

Esto, no se parece a la alegria?

Si ya no puedo volar, aunque la música del exterior
traiga sus pliegues de coloridos papeles, que parecen alas.

Si ya no puedo volar, ni soñar que vuelo,
porque mi subconsciente también me miente,
envenenada desde las neuronas,
hasta las minúsculas partículas que componen mi alma.

Esto no parece un canto a la alegría?
no se pueden vincular estas palabras con mi alegre danza?


Desde este lugar, tu luz es de un color ámbar, a veces se ilumina desde el centro.
como si vos despertaras al mundo.
a veces se ilumina desde su contorno, y el centro parece un punto de fuego oscuro.

Otra vez los mandalas invaden mi mundo de letras
con sus imagenes circulares y fantásticas.

..ay... otra vez, los suspiros hacen collares de flores sobre las estatuas del silencio que creen que retienen nuestra mirada.
Sutiles engaños desde las palabras.

Esto, es mas de lo mismo, pero esta vez estás vos...
algo de magia, para mi mal paso diario.

Esto, es mas de lo mismo,
las emociones agitándose en el aire,
corrigiendo la dirección de los labios.


Sabes que mi corazón no es un tambor para soportar los golpes desde tus actos?


Ay mucho mas que color, luces, y letras en estos retazos de confesiones de las seis de la tarde.


Ya no se quien soy, quien eres, que hacemos, que haremos.


...me gusta jugar a las escondidas, con los marcianitos de tu casa.
Imagino que me ves correr descalza, iluminada en carcajadas.

Me gusta perder la memoria todas las noches,
y despertarme inconsciente, de tanta anónima alegría.

Quiero escribir sobre algo diferente,
y me imagino tu rostro sonriente
...viendo que caigo en la calesita de tu recuerdo,
me mareo en mi juego, y pierdo otra vez.

martes, 22 de diciembre de 2009

Esto no lo deberia decir.

(aunque no tenga sentido, escribir lo que no vas a leer, decir lo que no puedes oir, simplemente, ya sabes sobre todos mis rituales para despedirme)



Ciertas cosas, están sobre nuestros rostros y nuestras manos sobre volando.
y aunque en silencio y en la distancia, cada uno en su templo de luces y fantasmas.
puedo sentir la dirección de la mirada de tu alma.

Parece que no nos hablamos,
que un silencio profundo,
silencio de distancias profundas e internas, nos devoro la voz.

Absurdo juego de miradas,
emancipando los cuerpos de las profecías del alba,
absurdo juego de palabras.

Pesan los verbos sobre las calabazas,
nacerán mas hadas...
No quiero mas colores para cubrir la oscuridad de mi templo.

¿es, otra vez la ronda, otro ritual que no quiero?
Me persiguen todos tus duendes cuando camino,
cuando me desprendo de mi cuerpo, y recorro los arboles.
Cuando encuentro las perfectas flores amarillas
que olvidaron los espíritus dormidos.

Igual nos despedimos.

Igual desde mis manos,
las luces del universo estallaron en aves del desamor.


...la infinitud es... mirar ese punto que no esta en ningún lado.
Es un punto en el espacio, que transporta la mirada lejos de la razón.

Las hadas de los zapallos, conservan sus vestidos.
Los duendes de la plaza, empezaron su canción.
las flores amarillas, me hablan al oído.
Alguna vez entendí, sobre vos sin mi, sobre mi sin vos.

No quiero volver a la protesta sobre la cama.
No quiero hacer una historia con la historia de los dos.

Tal vez si no hubieras muerto desde mis ojos.
Tal vez si no hubiera desaparecido por tu mano.
..si desde la oscuridad de la tumba cotidiana, nos miramos.

..si desde la superficie del lago vemos las esferas de nuestros espíritus volando,
desprenderse del espejo del cielo, para ser parte del aire, para ser parte del milagro.

Tal vez si no hubieras muerto, desde mis ojos cansados,
ahora que si veo...
que mis ojos escupieron los fantasmas que gritaban cada vez que nos buscamos.
...ahora, que si veo, la oscuridad no me asusta tanto.
Veo los seres que se desprenden desde mi boca
y van a parar a esos oscuros sitios profanos.

Tal vez si no me hubieras desaparecido desde tus labios,
si no me hubieras devuelto a mis formas del barro.

...ahora mi barrilete se enreda en los arboles de las casas de las brujas,
oigo sus gritos, los anuncios de sus profecías.
Tengo que cortar todas mis extremidades, para desprenderme del árbol.

Tengo que incendiar mis colores, unirme a la voluntad del fuego,
para ser humo y alejarme de los gritos invernales.
Para ser nube que se parece a tus sueños, cuando crees que me olvidas.

miércoles, 16 de diciembre de 2009

Quiero desprenderme de mi cuerpo.








Quiero salir corriendo de mi cuerpo,
desprenderme de la ropa, de la piel de los huesos.
Quiero desprenderme de mi cuerpo.

Quiero alejarme de todo y de todos,
estallar en formas cristalinas.
Ser mas que el silencio, dejando de ser.
Sobre el pecho las flores dormidas de este desconsuelo,
de querer dejar de ser, sin ser.

Quiero volar, olvidarme del suelo
pasar mis días en los arboles,
entre los picos y las alas de recuerdos lejanos.

Congelar la voz estúpida de todos mis secretos,
que escupen soledades desde mis palabras.
repetir los mantras mas estúpidos en esta tarde
casi de primavera,
que se descuida en el clima y se enfría.

Por que las nubes no me invitan a su casa?

lunes, 14 de diciembre de 2009

Tan estupida como entonces y tan serena.


Soy la misma idiota, acercándome a las mismas cosas distraida.
Mantengo la fidelidad a mi viejos egoísmos.

¿siempre tenés tu camisa de bienvenida?
aunque no seas el mismo, otra voz, otro rostro...

Mi corazón se autodenuncia en tu patio, frente al antiguo circulo.

¿otra vez el ritual?
¿esta vez, me darás la mano?
las hojas me hablan del clima,
el silencio es la ausencia de algo...que recuerdo como un sabor...
un sabor después de otro sabor, de otro modo de no ser extraños.

Estoy tan confundida.
Estoy desierta, ausente, dormida.
con un algo en el esternón que se tuerce por decirte...
¿sabes que es mejor hablarnos con los labios?

Me gusta mentir...
sobre las cosas que siempre te miento,
observar como te reís
y como llevas mis mentiras a tus manos.
Esta vez, la noche me observa.
Soy una forma extraña ante su sombra gigante y perfecta.
No sé como llego siempre a ésta misma calle.
Conozco los gestos detrás de los sonidos, esa no es una sonrisa.
otra expresión del dolor será mi compañía.
...sabes.. me gustaría hablar de otras cosas,
escribir de otras cosas,
pero solo soy observadora de la alegría.
Esta melancolía es creativa.
Me lleva a recordarte, a evocarte.
...si, claro, es triste.
Pero la tristeza tiene ese sabor de lo ácido.
De los caramelos cítricos que nos recuerdan.
Todas las formas de dolor,
todas las aves,
éste simple poema libre.
Acá en la puerta de mi casa,
como un fantasma que se niega a partir, te espero.
No espero tu llegada, no espero tu mirada.
Te espero, no se si debería decirlo así.
Siento que no termino de estallar porque estoy esperando algo.
Una mirada de reojo de tu recuerdo a mi nombre.
Una melodía que te traslade a mi rostro.
Un silencio después de la pregunta de un amigo.
No sé bien, que es eso?, eso extraño que espero.
No es tu rostro, no es tu voz, tus ojos,
tus palabras, tus besos, no... no es eso.
Recuerdo esa energía del acompañarnos, de perdernos en los arboles.
Quizás espero de nuevo el principio,
el transcurso y el final de algo, que se desdibujo en el aire.
¿esto será muy autobiográfico?
Si todavía seguís parte de mis pasos,
cuando te encuentres con estas palabras... nada te resultara extraño.
Solo....seguramente, lo sentirás innecesario.

miércoles, 9 de diciembre de 2009

...ésto, no sé a que viene....

Llevo muchas vidas de silencio, aguardando.
Muchos días de ausencia estúpida esperando.
No quiero que te conviertas en el monstruo que dirige mis necedades hasta tu boca.
No quiero que calles mi silencio de huida, sobre tu piel corrompida por las horas.
Me canse de la espera, mis ojos están cansados.

Mis argumentos se tuercen sobre paginas que leen los extraños.

Sabes que todo esto es por extrañarte, que me subo al lomo de mi locura y recorro el ciclo de olvidarnos.
Sobre todas las formas de despedida, y sobre todas la forma de alejarme.
Busco mas que simples conjuros mágicos.
No me alcanzan los rituales, no me alcanzan los jardines.
No se como termina esta ceremonia, sin tu canción final, premonitoria.
Los sonidos de los pasos solos, sobre las hojas secas, son mi compañía.
La textura de la corteza del árbol de las despedidas me invita a perderme entre sus lineas.
Me voy perdiendo sobre las formas de esta naturaleza antigua.

Si hay dolor.

Hay un dolor danzante, y pesado.
La liviandad del espíritu herido, y el peso de la decepción.
La angustia es otra bestia que ronronea sobre mi pecho, que escarba dentro de mi cuerpo, dentro de la caja de mis secretos.
Los suspiros están secos, mudos, no hay mas aspiración.
Mis pulmones no reciben el aire después del aire que me dio tu voz.

La bestia ronronea y crece, mi esternón oprime el músculo interior, las costillas se inflaman por desprenderse, pero se que solo es otra forma del dolor.

Mi frente sostiene la incógnita de toda mi existencia lejos de la existencia que me da valor.
Siempre necesito, la necesidad de responder a los llamados que me devoran las entrañas en la misma canción, el resonar de aquellos ecos mientras me despedia.
Tu espalda junto a la mía marcando el rumbo de los pasos que jamas nos encuentran, el primer paso así mi, me separa de vos.






Es de noche, la luz es necesaria.
Dentro de mi cueva, un ángel muerto me observa.
Lamo sus heridas, pero no despierta.
Muerdo sus mejillas, pero no despierta.

Sobre el árbol que es azul y que no vemos,
me observa un niño sin ojos,
sin manos que sostengan sus dedos.
sobre sus alas de niño dormido,
cae pesado el último sonido
que al romperse el cielo
pronuncio el silencio.

martes, 8 de diciembre de 2009

Después de una despedida, siempre viene el hada a escondidas a escupirme estas cosas...

Después

Siempre es así, los pasos siempre se dirigen a la sombra.
La sombra se ilumina, y desaparecemos.

la magia es la danza initerrumpida de las horas.

Anoche la luna sostenía en su forma a las luces que creían que dormían.
Luces que en realidad se morían por el genio circular qu corrige mi humor,
tu humor, y el humor de las manzanas dentro de los cajones que te provocan.
te veo aparecer, andar, te siento sobre mis hombros.
Detengo mi paso, el mundo frente a mi rostro se detiene.
Miro a ambos lados de mi camino,
de mi repetido camino matinal...y no estas.
No esta la imagen de tu imagen aturdida por los espejismos.
Extrañas bestias, razones extrañas.
Secretos escondidos y devalados por los ojos.
Ojos oscurecidos, miradas enmoecidas en su propia sombra.
Extrañas bestias premonitorias.
Las nubes se parecen a las nubes si me nombran.
A que me parezco cuando miro las nubes que no existen,
que no aportan golosinas a mi boca.
Detrás de otra ventana muda, el silencio.
La misma intención de huida, de huir y de permanecer en todas las cosas.
Ser el centro minúsculo que da vida.
Dejar de ser y morir por razones mágicas y tontas.
Entregar la vida envuelta en el diario cotidiano,
que verán los ermitaños que te nombran.
Emanciparnos de los cuerpos y de sus prisiones,
del alma y sus libertades, del ser y sus razones...del peso, del equilibrio, de la mortalidad.
La enfermedad es una mujer muy anciana que nos besa a todos por igual, en la justa hora.
Ser el centro minúsculo de todas las cosas,
esfera complemantaria de mi rostro y de la luna...de la luna y de muchas otras cosas.



tal vez entiendas... si te das cuenta, que yo nunca te he dicho nada.
que mi voz ahoga a mi boca, con sus sonidos
y las palabras de arena explotaron los tiempos dentro mio.
No hay ahujas en mi pecho que te digan la hora,
ni tristes lunas que te recuerden los días,
o las noches para que evoques a tus dioses, a sus representantes.

Lo humano esta fuera de moda.
Lo divino muy lejos de alcanzar.
Los ángeles y demonios, somos nosotros mismos.

Tal vez entiendas, mis pasos y mis palabras no se a donde van.

lunes, 7 de diciembre de 2009

..seré otro ser.





En compañía de un fantasma, camino la plaza.
Circular espera, de llorar, de gritar.
De caer, de caer dando vueltas.

Silencio de los espíritus que controlan mi boca.
Mi boca muda, mi sombra inquieta sobre mi cuerpo estable.
La lejanía, unas palabras inaudibles.
El amor y el dolor, enfrentados con espadas
Sosteniendo su guerra fatal ante nosotros.

Otra forma del olvido, otra forma del engaño,
La compañía que no deseamos.
El beso que no esperamos.
Las manos en las manos que no quisimos.
La sombra, junto a otra sombra y no en una sombra sola.

Abandonar el perfecto amor, por el amor real.
Los sueños, por la verdad.
La plaza de juegos, por un lugar silencioso.

Pausa quietud, estremecedores lamentos de los ojos.
Soledad sonora de los rostros que gritan despedidas.
Campanillas entupidas reciben los silencios haciendo melodías.

Me iré, detrás de mi el mundo suspira su ultimo esfuerzo,
su ultima intención de huida.
Me iré, caeré otra vez al lago descalza.
Mi cabello olvidara las heridas.
Mis manos verán sus manos,
y serán otras formas del olvido, que avecina.

Caeré sobre el lago y hacia el cielo,
sobre la luz de los astros muertos que brillan.

Caeré sobre el lago, soltare la vida.
Me uniré al espíritu de plumas de los árboles,
Azul expresión de visión del día.
Seré otro ser, de lejos,
si me encuentran tus duendes del jardín de lluvia y las hormigas.

sábado, 5 de diciembre de 2009

...ultimamente es mas facil decir que hacer, escribir que hablar.




Por nada en particular, y por todo. ultimante las palabras vienen, solo vienen. Luego al leer lo que escribo parece que hay parte de mi historia, parte de mi espíritu, pero eso lo noto luego de escribir. Cuando me acerco a lo que hago como una total desconocida que se asoma a la ventana de un sueño ajeno.

Por nada en particular, y solo por compartir.

Ah, de que te hablaría…

Te hablaría de las cosas debajo de las cosas,
De la luna, sobre la luna.

De las estrellas.

La distancia como unas ramas invernales que golpean mi rostro
Me insultan, sabotean a mi soledad.
La musicalizan estúpidamente
Con sus hojas secas, y sus colores bellos,
tristes.
Antes de todo,
de tus ojos mis ojos y los fantasmas de entre los árboles.
Las cintas del cabello de la dama del lago
Enredaban mis cabellos entre las nubes y me alejaban,
De tu mirada, también de mi mirada.

Como unas cuantas piedras en mis bolsillos,
Mis intenciones de morir por tus caramelos de limón.

Sobre la luna,
la manta que envuelve mis sueños,
se nubla a veces,
Y otras, se estrella

..solo es otra despedida.

No puedo jugar con mis sentimientos.
No sé, cómo decir las cosas que siento,
prefiero no hablar de verdad.

Este frío que viene desde las manos.
Este pasado que nos mira desde los labios.
Estas aves de la locura
que se anidaron en los rincones del desamor.

Veo tu espíritu en su danza de fuegos y luces.
Violentamente se acerca y se aleja de mi voz interior.
Veo tu espíritu merodeando la entrada a las palabras
buscando la forma mas apropiada de mencionar mi dolor.

Sábado, otra vez me muero sobre las ramas,
otra vez soy la triste dama de las despedidas.
Mis pies undidos en el lago del abandono,
los círculos de mi silencio,
transportan los cadáveres de este amor.

A punto de volar a punto de caer,
de flotar sobre los pensamientos del encuentro.
de perder sobre el juego de las sonrisas.
Se me acabaron los caramelos de los encuentros.
Se terminaron los sabores de limón.
La plaza no es de menta, la tarde no es colorida.

Solo es otra despedida.
Solo es otra despedida.

jueves, 3 de diciembre de 2009

...a veces solo un silencio, a veces unas palabras confundidas por las horas.

Mientras desaparezco...cuando me despedia de la ultima gota de mi llovizna interior.
cuando no encontraba mas grises para el invierno, ni mas amarillos para el dolor.
Ese murmullo de la selva en que te encuentro, desesperada. Buscando tu mirada entre las miradas de los espectros. Ya no puedo sostener los ojos en esa dirección.
Mientras estallaba... y el camino frente a mis ojos me observaba desde su silencio aterrador.
La música del encuentro venia de tu interior y desde otra dirección.
Me detuve, inmóvil voluntad de permanecer.
Me detuve, congele mis pasos, mis ideas, mis pensamientos.
Me detuve, hice nido en medio de el camino, con el rostro en ninguna dirección.
Pero a pesar de todo esto,
este cielo no escupe estrellas para la bienvenida, mientras los arboles rodean el silencio interior.




Cerca o lejos se complican los argumentos.
La poesía es un ser extraño desde mis manos al cielo.
No quiero volver, el corazón no esta preparado.
El dolor esta en la calle de los duraznos en flor.
Veo los silencios desde mis oídos internos,
no veo de mi ojo interior.

A veces concurrir al desamor es una estación obligada de el tiempo.


Cerca o lejos, la misericordia de los gestos,
la misericordia de las manos,
el rumor de la arena en los castillos de los sueños.
la profecía del silencio, los edificios se tiran desde los balcones de mi mundo interior.

Siempre, es tan difícil no ver estos pajaros negros.
Los parpados desnudan las esferas y las imagenes sacuden la inmundicia del mundo exterior.

Basta de aves premonitorias,
solo quiero las alas que se incendiaron en la justa hora que me despedías.

lunes, 30 de noviembre de 2009

...de nuevo al juego de las palabras y los sueños.

Ahora sin imagenes, solo esto.
ya no me recuerdo,
desde el ultimo adios que dí en la ventana muda de llovizna.

Anoche, es desde acá un lugar que no comprendo.
tu rincon del mundo se sorprende, de mi rincon del mundo.
nos convidamos bienvenidas?

Quiero, solo despejarme el rostro,
la expresion aturdida por lo cotidiano.

Que el aire dulce de tus sonrisas sobre mis dedos frios,
me muestre otro camino, al mismo jardín de flores amarillas.


Esta vez, sin imagenes.
Sin lagos escupiendo su danza de peces,
sin hadas bailando a mitad de la noche desnudas,
en grises la despedida.

Esta vez, sin ramas absurdas que congelan los sueños.
Sin rituales inutiles frente a ninguna puerta, sin voces que gritan.


La forma de mi corazón es circular.

Tu ventana me insulta muda.

Me encanta la distracción mágica que me transporta a tu silencio.

Juego a que estamos dormidos.

...regresando a viejas técnicas













































"jugando con lineas, un día especial"


...siempre hay mas de lo que simplemente decimos, siempre hay mas de lo que mostramos. A veces alcanza con cambiar el punto de vista para encontrar algo nuevo, algo diferente.

... a veces aunque nos colguemos de las ramas del árbol mas alto continuamos viendo lo mismo, continuamos sientiendo lo mismo.

Hoy se, que aca en el suelo, o en las nubes, o colgada de las ramas, cuesta ver el otro lado de todas las caras, los espejos detrás de los espejos, son imagenes submarinas, como sombras que bailan y juegan con las sombras, como lejanas tormentas que avecinan.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

"como si fuera un ave, como si fuera un pez"

Desde este aparato, las palabras no se detienen en los labios.

Tantos silencios reinan entre nosotros.

Tantas vidas de ausencia desandan caminos circulares,
Desde tus ojos a mis ojos,
y a mis rostros de princesa confundida entre las nubes.
Otra vez no quiero regresar al jardín sola.
Las sombras de la noche perturban a los fantasmas de los días mientras no nos vemos.
Abril es otro duende enamorado del cielo,
sacrificando su existencia entre los arboles de mi plaza,
tu plaza, y las veredas ajenas.
No más metáforas,
No más placer supremo.
Nunca más celestes alas rozando el sueño de nuestras puertas.
Hábil caja de madera,
Silencio interrumpido por las hojas.
Muerte de la música sobre la falda muda
Cuando me nombras.
Huir y permanecer,
Callar entre las rocas,
Ave y pez
Sueño de los ángeles, que sueñan a ser ángeles
Confundidas aves de la sombra.

martes, 24 de noviembre de 2009

"Un poco de color para mis dias de llovizna"





Estoy esperando, es bello esperar que la magia me sorprenda, que la vida me sorprenda entre las ramas ...














....aunque solo llegue el silencio, aunque no me traigas caramelos de limon para la despedida, aunque no me evoques mañana...

Seré feliz éste instante en que me miras desde tu profunda distancia, de ecos y fantasmas.
Si de verdad me leyeras, si de verdad comprendieras la esencia de mi ser... sabrías que estoy aprendiendo que hay palabras que no se deben decir... hay momentos en que se debe guardar el corazón en su cajita de perfumes hasta el próximo invierno. Son como esas cosas del cuidado de las plantas y del jardín que nos ayudan a mantener la fe en nuestros sentimientos.
Si mi espíritu no ha podido florecer aún en esta tierra, lo mudare de este cielo a cielos nuevos. A un lugar donde las nubes no sean de tormentas o silencios.

Hay muchos libros de silencios y hay muchos libros de sueños que aguardan en los estantes, quizás es hora de que los lea, o que los beba como el néctar que me ayude a sanar de tanta mala suerte en mi corazón y en mis ideas.

Mi alma espera en los arboles, algún día la encontraras. Pero si la recuerdas, dile de esas palabras mágicas y veras como se acerca.